Archivo

Posts Tagged ‘elecciones’

Números que cantan o la levedad de ser rector electo.

26 marzo 2015 2 comentarios

asambleaNO3mas2B_UbnlqU0AA4e1K.jpg large

El pasado 5 de Marzo tuvo lugar la culminación del proceso electoral en nuestra
universidad. Ha vencido el candidato único, avalado por sus 14 años como vicerrector
con todos los rectores que ha tenido esta universidad y con un programa basado en
generalidades varias y, sobre todo, en la continuidad con el que hemos sufrido los
últimos 8 años. Ha vencido tras una “campaña” caracterizada por el perfil bajo del
candidato y la desmotivación generalizada en el electorado.

Los resultados -en los que el número de votos en blanco ha superado al de los votos al
candidato- son un elemento clave para comprender la situación que vivimos en la
UC3M y deberían servir de motivación para hacer un diagnóstico y valorar la situación
actual.

1.- Un primer elemento es el de la participación. El colectivo que más ha votado es el
del PAS (un 59,58%) seguido del profesorado (40,62%) y con un clamoroso 2,93% de
l@s estudiantes de Grado, Primer y Segundo Ciclo (circunscripción 4), así como del
1,62% en el caso de l@s estudiantes de postgrado (circunscripción 5). Est@s últim@s
datos hacen reflexionar sobre cómo interpretan los estudiantes la democracia en su
versión académica, debido a la ponderación censitaria de su voto y a la inutilidad de las
repercusiones de sus demandas por parte de la casta dominante en la universidad. ¿Es
esta abstención un síndrome de madurez/rechazo o más bien una actitud de “pasar”
porque hay cuestiones del día a día más relevantes para ellos de cara a la obtención del
ansiado “título”? ¿Donde está la excelencia democrática? Los esquemas electorales con
los que nos manejamos son más propios de excelencia o vuecencia con pretensiones
aristocráticas que de sistemas democráticos y participativos.
En cuanto al PAS, constituye un ejemplo de compromiso institucional que deberían
analizar especialmente los sectores del profesorado precario, cuya participación ha sido
menor que la del profesorado funcionario.
La participación del PDI en la circunscripción 1 (titulares y catedrátic@s) ha sido del
75,81%, lo que debe hacerles pensar que es una constatación de que la UC3M son ellos
y ellas. Por el contrario, en la circunscripción 2 (contratados doctores, asociados,
eméritos y visitantes) la participación ha sido del 24,38% y en la circunscripción 3
(ayudantes doctores, ayudantes y becarios de investigación) ha sido del 29,11%. Es
preocupante que el profesorado precario deje ese espacio a titulares y catedrátic@s.

2.- Una vez confrontadas las cifras de participación, la duda metafísica era el voto en
blanco o nulo. Aquí la lectura es más concluyente. En el caso del PAS, es un rechazo
absoluto al candidato, que obtiene 66 votos frente a 350 en blanco y 35 nulos.
En cuanto a l@s estudiantes, los resultados de la circunscripción 4 (170 a favor del
candidato frente a 148 en blanco y 155 nulos) y de la circunscripción 5 (44 votos a
favor del candidato, 12 en blanco y 4 nulos) muestran que el modelo de primar al Máster frente al Grado tiene un reflejo en la actitud de los estudiantes.
En lo que al profesorado se refiere, los resultados de la circunscripción 3 (61 votos a favor del candidato, 68 en blanco y 11 nulos) ofrecen una imagen de cierto conformismo con las prácticas habituales en el medio académico de hacer lo que ordenan los de “arriba”. Conforme aumenta la cualificación académica, aumentan los apoyos al candidato: 277 votos a favor, 160 en blanco y 8 nulos en el sector 1, y 153 votos a favor, 66 en blanco y 8 nulos en el sector 2.
3.- La distribución por campus es clamorosa. Las cifras de Colmenarejo y Puerta de Toledo hacen pensar que no existen desde el punto de vista de identidad académica. En cifras absolutas, de 1.634 electores censados en Colmenarejo votaron 67 y de 1.111 censados en Puerta de Toledo lo hacen 32. Leyendo las cifras de profesores censados en ambos campus (72 en Colmenarejo y 4 en Puerta de Toledo) se vislumbra que constituyen “sucursales” sin vida propia.
En cuanto a los dos campus de “carlismo real”, se nota la política de “proximidad al equipo de Gobierno” que da la geografía. Leganés destaca en las circunscripciones 1, 2 y 3 con 154 votos a favor del candidato frente a 152 en blanco y 21 votos nulos, mientras que Getafe ofrece 338 a favor del candidato, 139 en blanco y 6 nulos. Parece ser que las “recomendaciones” sobre la intención del voto que hicieron algunos directores de Departamento surtieron efecto.

En definitiva, con estos resultados el cómputo ponderado ha permitido la elección de Juan Romo como Rector.

Y, ¿ahora qué?

Será significativa la toma de posesión del nuevo Rector. El traspaso de “poderes” se producirá bajo la atenta mirada del presidente de la Comunidad de Madrid y bajo el espíritu de los acuerdos firmados el pasado 9 de Marzo en el campus de Puerta de Toledo con Ana Patricia Botín en relación con la creación de un Instituto de Investigación en Big Data (¿quiénes serán sus beneficiarios?), así como de la renovación de las Cátedras de Excelencia “apadrinadas” por el omnipresente Banco de Santander. Seguro que en ella se alabará oficialmente el “trabajo bien hecho” por Daniel Peña, quien deja la dirección de una Universidad convertida en un erial democrático pero con un perfil neoliberal en su estamento dirigente cuyo continuismo está garantizado. Y no faltará, por supuesto, quienes asistan expectantes a ver si les toca la “pedrea” de un cargo académico; tributo de la servidumbre voluntaria que se ha instalado en la Carlos III. Así dará comienzo el espectáculo de los próximos cuatro años.

No obstante, de los resultados de las votaciones se extraen tres claros mensajes:

1.- Ante el proceso de refrendo de un candidato único, la respuesta de votos en blanco y abstenciones nos hace pensar que debemos profundizar y exigir una mayor democracia y calidad de participación en la Carlos III en todos los ámbitos y en los órganos ante los que los responsables deben rendir cuentas. No sólo en el Claustro y en el Consejo de Gobierno, sino también en los Consejos de Departamento, Juntas de Personal o Delegaciones de Alumnos. Pero no tenemos un tejido asociativo dinámico, de manera que articular colectivamente la universidad es la tarea prioritaria.

2.- Una articulación sin proyectos ni proposiciones concretas solo sirve para la melancolía organizativa. Estamos por una universidad pública, sí, pero ¿con qué características más allá del simple eslogan? ¿Cómo se traduce ese compromiso por lo público en docencia, investigación y gestión? ¿Cómo conseguir que l@s estudiantes de la Carlos III sean algo más que meros receptores pasivos de conocimiento y los profesores meros transmisores de conocimiento, limitados por las burocracias boloñesas en su interpretación/versión Carlos III y con objetivos limitados al mercado y no al saber autónomo y crítico? ¿Cómo evitar la implantación del modelo de 3+2 y la consolidación del “tasazo” en nuestra Universidad? ¿Cómo potenciar una investigación que vaya más allá de las publicaciones con índices de impacto, la obsesión por los rankings y el fomento de la burocratización en la gestión de proyectos y de contratos de investigadores potenciado desde un Ministerio “anti-ciencia” que lleva el pomposo nombre de Economía y Competitividad? ¿Cómo mejorar las condiciones de trabajo de los sectores precarios económica y laboralmente tanto docentes como PAS? ¿Cómo abrir espacios de reflexión colectiva dentro de la Universidad, pero que salgan a la sociedad de manera natural?

3.- Superar el ensimismamiento en grupos de investigación, Servicios, Departamentos, Institutos, titulaciones, campus y fomentar la transversalidad entre estudiantes, PAS y PDI es otro de los retos pendientes. Conocer mejor las diferentes problemáticas que, sentidas de diferentes maneras, responden a una permanente agresión a la universidad pública por parte de los gobiernos autonómico y central.
Queremos abordar estos problemas como colectivo organizado, buscando la alegría y la satisfacción de nuestra vida cotidiana en la UC3M, no tanto por los incentivos que nos den “desde arriba” sino por la generación de complicidades y oportunidades de trabajo creativo “desde abajo”. No podemos ni debemos dejar pasar esta ocasión.
Texto: EnKrisis ; fotos: @asambleaNOal3mas2 y @PRMontalban)

Categorías:General (PDI Etiquetas: ,

La universidad al desnudo: Lectura de unas elecciones a Rector.

Las campañas electorales en general no son los mejores momentos para la democracia, y en el caso de las elecciones a Rector en nuestra Universidad ha seguido una progresión degenerativa que ha ido poniendo poco a poco al desnudo la verdadera naturaleza de la organización, en cuanto a la articulación de sus grupos de poder, los intereses de los diferentes lobbies y esa ponderación del voto que recuerda los viejos modelos censitarios de la época de la Restauración a finales del siglo XIX .

Programas, modelos de universidad u otros contenidos se han ido desvaneciendo barridos por retóricas personalistas, corporativas, de partido o de interés grupal, tribales al fin, es decir el auténtico esqueleto real de la articulación interna de la UC3M.

Un ejemplo sintomático y espeluznante: ¿Qué hemos mostrado a la sociedad en estos días? ¿Acaso un modelo edificante en que la ciudadanía pueda mirarse? Más bien lo contrario: Un exrector (Peces Barba) y un candidato (Peña)  intercambiando ataques obviamente personales en un medio de comunicación masivo como el diario EL PAIS. Sí, esa pesadísima historia de una Universidad, obsesivamente percibida como propia- en el sentido de propiedad privada- por su primer Rector –impulso y lastre- y su extenso círculo de influencia.

Y esto, paradójicamente en medio de vacías palabras acerca de la responsabilidad social de la Universidad y de mensajes electorales cuyo contenido “propositivo” no pasaba de dar indicación del desastre que supondría la victoria del adversario.

En una organización que no ha tenido un solo debate interno consistente y abierto en sus 22 años de historia, en la que su Plan Estratégico para el periodo 2010-2015 ha sido aprobado con metodologías denegatorias de la participación de los componentes básicos de la Universidad (PAS, PDI y alumnado) es inevitable el estallido desordenado cuando se abre la veda efímera en que algunos se atreven a manifestarse, a abandonar ilusoriamente durante unas semanas el problema central: el miedo. Si debatir y discrepar en libertad fuese lo normal, las campañas quizás podrían estar más a la altura de las innumerables cosas buenas (sobre todo conocimiento, saber compartido) que se generan en esta casa. Pero no ha podido ser, aún no hemos madurado lo suficiente y el espectáculo ha primado sobre los contenidos.

Otro buen ejemplo del querer y no poder: Los debates (dirigidos por supuesto a nichos de voto “menores” en términos de ponderación) pese a ser mejor que nada- es justo reconocerlo- apenas pasaron de ser tres monólogos encorsetados ante una audiencia limitada a oír pasivamente cual programa televisivo en el que sólo ha faltado la cuantificación del “aplausómetro”. En la segunda vuelta ni siquiera hubo debates, sólo un penoso intercambio de acusaciones de que era “el otro” el que no deseaba debatir y una venta de programas “remodelados” que en algunos casos estaban en contradicción con los presentados en la primera vuelta. Esta adaptación a lo que los “clientes” votantes querían oír para votar en consecuencia ha sido otra buena muestra del predominio de una cierta indigencia intelectual.

Las similitudes porcentuales con el proceso vivido hace cuatro años, señalan a un estancamiento y una propensión al inmovilismo preocupante. No sabemos si, en general,  la Universidad española (su estructura interna de poder) puede competir en madurez con las mejores universidades del mundo, desde luego la nuestra todavía no.

Pensamos, no obstante, pese a las conductas nada ejemplares en campaña de dirigentes y ex-dirigentes, que esta organización está viva y llena de personas que disfrutan de su buen hacer y que saben y creen que su entorno (laboral, la parte que nos toca) puede y debe ser mejorado y asisten decepcionadas a la penosa imagen que proyectan quienes deberían adoptar posiciones de liderazgo ejemplar y facilitador y tienden a no estar a la altura. El tiempo dirá el resto.

“QUERIDO RECTOR”

Como respuesta al mail falsamente personalizado del Rector (éticamente fronterizo en el uso electoral de medios institucionales), le recordamos su programa para el PAS de 2007:  Sin poner ni quitar una sola coma, aquí lo tenéis, INCUMPLIDO EN UN 94%.

Ya sabemos que el Rector nos considera un mal necesario, un mero instrumento de “apoyo” del que se acuerda cada cuatro años para pedirnos el voto. Tenemos memoria. PINCHAD AQUÍ Y LEED, por favor.

Categorías:PAS Etiquetas: ,

CGT ante las elecciones a Rector UC3M

Queridas compañeras y compañeros:

Al igual que hace cuatro años, nuestra Sección Sindical NO va a prestar su apoyo a NINGÚN CANDIDATO a Rector, ni vamos a prestar nuestro acceso a listas de distribución ni nuestros espacios Web a ninguno de sus mensajes electorales.

Según nuestro compromiso, mantendremos, como en la ocasión anterior, una mirada crítica y distante sobre la campaña electoral, obviamente ya en marcha.

No obstante, habiendo un candidato que se presenta a la reelección, sostendremos nuestra posición altamente crítica con su gestión, por considerar que ha mantenido y agravado varios de los problemas preexistentes tanto laborales como de autoritarismo, (in)comunicación interna y toxicidad cultural de la organización.

4/02/2011. Sección Sindical CGT-UC3M.

UN CUENCO DE COMIDA, UN VOTO

…Tienen las campañas electorales una excesiva apelación al mercadeo de almas en su trastienda y a lo irracional en su lenguaje, mensajes cortos y vacíos que pretenden hacernos creer que habrá suculentos “cuencos de comida” para todos, y nos hacen olvidar que es precisamente la Administración de los “cuencos de comida” la que debemos abolir.

No nos engañemos ni nos dejemos engañar: En la campaña no se dilucida nada real que afecte a los trabajadores. Las Secciones Sindicales no podemos permitirnos la ingenuidad de “creer”. Los representantes legítimos de los trabajadores no mercadeamos con nuestro voto en un contexto tan vacío y viciado como es una campaña electoral. Estaría a años luz de cualquier noción ética comerciar con las almas de quienes nos han elegido para defenderlos.

En campaña no podemos dejarnos distraer ni seducir impulsados por el miedo a quedarnos “solteros” o huérfanos, porque los trabajadores estaríamos perpetuando el rol infantil que el contexto rectoral paternalista nos ha asignado turbiamente durante años. Somos adultos, no tenemos miedo, tenemos fuerza, actuamos. Somos rectores de nuestro destino.

Las secciones sindicales que, bien apoyando abiertamente a un candidato o bien propiciando la instrumentalización electoral de su actividad representativa al proporcionar preguntas retóricas para respuestas electoralistas complacientes, han jugado peligrosamente (en diferente grado, eso sí) en los límites de la cordura y de la moralidad, como si olvidasen que una campaña electoral no es una mesa de negociación, sino un carnaval que compra esperanzas y vende apariencias. Es en el día a día de las Juntas de Personal y de los Comités de Empresa donde se está jugando y se jugará el futuro de los trabajadores, no en los pasillos.

CGT ni ha tenido ni quiere tener un candidato a rector favorito, ni les dirigimos preguntas, ni les pedimos compromisos en campaña, ese terreno moralmente tan resbaladizo. Gane quien gane nos tendrá en frente, peleando por la dignidad y la ética de un colectivo que no está en venta.

(…)

Nota: Cuando desde CGT publicamos nuestro “decálogo del buen rector” los entonces tres candidatos nos respondieron positivamente (dos por escrito, uno en persona). Ahí CGT pusimos punto final a toda comunicación con ellos y decidimos no difundir que decían respaldar nuestro texto, para mantener una distancia con la campaña que nos parecía y nos parece éticamente necesaria.

Preguntas que seguirán a la proclamación del nuevo Rector

1.-¿Es posible una universidad transparente, participativa, en la que la voz de cada uno se debe oir independientemente de su rango en la pirámide universitaria?

2.-¿Es posible que los estudiantes piensen críticamente y no estén únicamente condicionados por las exitosas(!!) salidas profesionales que conlleva el sello Carlos III?

3.-¿Es posible que la Universidad Carlos III apoye iniciativas solidarias con Universidades del llamado Tercer Mundo y no se fije como meta entrar en el juego de la competitividad alocada con Harvard, MIT o Yale?

4.- ¿Es posible que los profesores no permanentes puedan articular su futuro académico sin servilismos de ningún tipo ante sus “patronos” académicos?.

5.-¿Es posible que el PAS pueda conjugar su compromiso con la Universidad sin pasar por las horcas caudinas de Servicios Gerenciales y ser reconocido en plano de igualdad con los otros sectores universitarios?

6.-¿Es posible que la comunidad universitaria de la UC3M pueda definir lo que quiere ser en el futuro a traves de un debate libre y participativo, no delegando en representantes y exigiendo un control permanente y público de sus “autoridades”?

7.-¿Es posible que otra universidad sea posible?

Después del dia 10 de Abril nos corresponde buscar una respuesta a nuestras dudas e interrogantes.

RESULTADOS ELECCIONES A RECTOR

A %d blogueros les gusta esto: